Perfiles

Perfil del Docente

El docente del Colegio Providencia , como maestro, modelo de vida y conductor del proceso educativo, ha de caracterizarse por su :

  • Excelencia profesional, debe tener los conocimientos necesarios en su área del conocimiento. Además, debe incluir un profundo conocimiento del mundo y de las personas, en especial de sus alumnos para poder responder y encauzar en la búsqueda del sentido auténtico de su existencia.
  • Solidaridad con sus iguales.
  • Afán de autoperfeccionamiento.
  • Disponibilidad a la autoevaluación como medio de crecimiento.
  • Fraternidad en la corrección y generoso en el compartir intelectual.
  • Compromiso con la fe católica y su Iglesia. Los que no hayan recibido el don de la fe deben ser respetuosos y coherentes por el proyecto educativo del Colegio.
  • Ser testimonio, consciente de que su modelo es Jesús (Jn.7,16).
  • Amistoso y estimulante con sus alumnos, teniendo como modelo a Cristo con sus discípulos. (Lc,24,13-35).
  • Debe ayudar a su alumnos a superar sus debilidades y errores (Mt 16,21; Mc 9,33ss).
  • Educar para el trabajo en equipo y a la solidaridad, para ir camino a formar una comunidad.
  • Conductor de sus alumnos hacia una apertura intelectual y a un compromiso social con el entorno que le es propio.
  • Respetuoso de las opiniones de sus pares y alumnos.
  • Entregar criterios de discernimiento a sus alumnos y padres para que les permita cuestionar la autocomplacencia y la autosuficiencia que a veces pretende el saber científico y técnico, y situarlo en el mundo de la cultura.

Perfil del Alumno

El alumno Providencia,  gestor de su propio desarrollo, debe caracterizarse por :

  • Ser testimonio de las enseñanzas de Cristo.
  • Tener una preocupación permanente por las diversas áreas del conocimiento y de la cultura.
  • Ser solidario con sus compañeros en el compartir experiencias con el que tenga más dificultades.
  • Ser responsable en el cumplimiento de sus deberes escolares.
  • Fortalecer su espíritu de investigación.
  • Ir camino a la autoevaluación.
  • Ser fraterno en la corrección y generosos en el compartir intelectual.
  • Cultivar su espíritu a través del ejercicio artístico.
  • Respetar a los profesores, compañeros, personal del establecimiento y a cualquier persona con que se relacione y con las ideas de los demás.
  • Saber escuchar para poder aportar.
  • Tener buen humor.
  • Ser capaz de adaptarse a los cambios que la sociedad y el Colegio realice.